Lugares Históricos 


 Plaza Mayor de Santiago de Surco


Reinaugurada el 16 de diciembre de 1997 por la Municipalidad de Santiago de Surco. Ubicada en el sector denominado Surco Pueblo, cuenta con bellos y coloridos jardines, en ella se puede apreciar una original pileta; además en el centro destaca su hermosa glorieta en la cual los fines de semana se realizan las tradicionales retretas. Desde la plaza se puede observar el local municipal y la Iglesia de Santiago de Apóstol.
 
En la actualidad la Plaza Mayor de Santiago de Surco se ha convertido en un centro de atracción para los vecinos surcanos.

 Iglesia Santiago Apóstol
Ubicada en la Plaza Mayor del distrito, fue construida por el arquitecto jesuita Juan Rher en el año 1571.

Es de estilo barroco, consta de una sola nave de cañón corrido y cuenta con una cripta subterránea.

En el altar mayor destacan las imágenes de la Virgen Inmaculada, Santiago Apóstol y Jesús Nazareno, todas ellas obsequiadas
por el Rey Felipe II de España. También encontramos la Imagen del Cristo de la Agonía, famosa reliquia que es venerada en la celebración
de Semana Santa.
 
 Complejo Histórico San Juan Grande

Ubicado en el fundo La Cruceta (Alt. Cuadra 7 Av. Los Próceres)

La Iglesia San Juan Grande fue construida por la Orden Jesuita en el año 1752 utilizándose adobe, caña, piedra y madera.

Asimismo, podemos observar en el interior de la iglesia una nave de cañón corrido de estilo barroco donde se pueden apreciar frisos de la época que fueron pintados por encargo de la Orden Jesuita; la restauración de la iglesia se llevó a cabo durante los años 1991 y 1992, logrando rescatar gran parte de su valor arquitectónico.
  Debemos destacar que en esta iglesia se venera la imagen de la Virgen de la Evangelización traída por los españoles, conjuntamente con esta imagen se trajo también la de Juan el Bautista, que fue robada de esta iglesia el año 1995 motivo por el cual la Municipalidad de Santiago de Surco mandó a fabricar una réplica del original que es la que se venera actualmente en este lugar.

En el patio que divide la iglesia de la casa hacienda se encontraba un inmenso pino que tenía más de 300 años que cayó en enero del 2001, el cual fue el mudo testigo de la hazaña de un niño que se hizo héroe a los 13 años de edad, durante la batalla de San Juan y Miraflores.
El templo sirvió de refugio para las huestes de Cáceres, quien ignoraba por donde sorprenderían las tropas chilenas que horas antes habían desembarcado en Conchan. Pero allí se encontraba el pequeño niño héroe escondido en lo más alto del inmenso pino sirviendo de vigía.
Fue tarde cuando logró dar la voz de alerta, los chilenos ya estaban sobre los talones de los patriotas, quienes tuvieron que abandonar su reducto en medio de una lluvia de balas. Derrotados los patriotas los chilenos fusilaron al niño héroe al pie del inmenso pino, la iglesia fue convertida en caballeriza, luego saquearon e incendiaron gran parte de lo que fue en ese entonces Santiago de Surco.
El Instituto Nacional de Cultura (I.N.C.) declaró el predio Monumento Histórico de la Nación en el año 1972.