mi Hogar / Municipalidad de Santiago de Surco

volver a mi hogar
24 de octubre 2018
Alcalde y vecinos del Surco protestaron contra obra de ampliación de la avenida Benavides
Autor: Surco Mi Hogar

Denuncian que proyecto no cuenta con estudios de impacto ambiental ni vial.

El alcalde de la Municipalidad de Santiago de Surco, Roberto Gómez Baca, y un grupo de vecinos del distrito, realizaron un plantón bajo el lema "Salvemos Benavides", en la cuadra 38 de esta importante vía, para alzar su voz de protesta en contra de la construcción de un tercer carril que viene ejecutando la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML).

El proyecto comprende la ampliación de la pista entre el óvalo Los Cabitos y la avenida Velasco Astete. Para la autoridad distrital, se trata de una obra improvisada que solo generará mayor caos vehicular.

"La obra es improvisada porque no tiene estudio de impacto vial ni ambiental. Se trata de solo un tramo de una vía que tiene más de 10 kilómetros. Se está engrosando a tres carriles solamente ese recorrido y va a generar un evidente cuello de botella hacia el óvalo Los Cabitos", aseveró.

Asimismo exigió al burgomaestre capitalino Luis Castañeda Lossio, dejar la obra en manos de la próxima gestión. "Quedan 68 días de gobierno y esta obra va a tomar más tiempo. No creo que el alcalde Muñoz, quien también es el alcalde de Miraflores -que también limita con nosotros- quiera que todo este cuello de botella se forme en su distrito porque son tres carriles que van a inundar ese sector innecesariamente".

Durante la manifestación, los vecinos de Surco expresaron su preocupación por el retiro de los árboles de la avenida Benavides para ser reemplazados por concreto. En tal sentido, criticaron las expresiones de Carlos Bringas, gerente de Infraestructura Vial de Emape, quien señaló que estas separaciones viales no son bosques para regar.

Por su parte, el burgomaestre de Surco señaló que hasta la fecha no ha sido consultado sobre los trabajos en su jurisdicción e indicó que la comuna iniciará una acción de amparo con el fin de paralizar los trabajos y velar por el bienestar de sus vecinos, quienes reclaman menos cemento y más áreas verdes.